¿Qué es y para qué sirve la transparencia gubernamental?

La transparencia gubernamental es un derecho fundamental de los ciudadanos mexicanos que constituye una de las herramientas más eficaces para combatir la corrupción. Sin embargo, a pesar de su trascendencia, no fue sino hasta hace 10 años, con el primer gobierno de alternancia, después de décadas de hegemonía política, que este principio comenzó a permear a lo largo de las instituciones públicas.

El principio rector de la transparencia es hacer efectivo el derecho que toda persona tiene para conocer, la información que las autoridades del país tengan en sus archivos. Por supuesto, entre la información gubernamental existe aquella que puede comprometer la seguridad pública, dañar la estabilidad financiera del país, poner en riesgo una negociación internacional o la persecución de delitos, por lo que este tipo de información se reconoce como confidencial.

¿Qué puedes conocer a través de la transparencia gubernamental?

• La estructura orgánica de las entidades y dependencias del gobierno, así como del poder legislativo, judicial y los órganos constitucionalmente autónomos;

• El directorio de los servidores públicos, sus facultades, remuneración mensual y el domicilio de sus oficinas donde puedes solicitar información;

• Las metas y objetivos de los programas de gobierno;

• Los servicios que ofrece cada institución, así como los formatos, trámites y requisitos que debes cumplir para recibirlos;

• Los presupuestos asignados y ejercidos por las autoridades para cumplir sus objetivos y los resultados de las auditorías realizadas;

• Las concesiones, permisos o autorizaciones otorgados por las autoridades, sus contrataciones montos, los nombres de sus proveedores, los plazos de cumplimiento  y el marco normativo aplicable, entre otros aspectos del desempeño de la función pública.

La transparencia gubernamental es símbolo de una democracia de vanguardia y como tal, una que requiere de mayor participación ciudadana. Si como ciudadanos no buscamos conocer, analizar y cuestionar la información pública, perdemos la oportunidad de favorecer la rendición de cuentas y con ella, la posibilidad de evaluar el desempeño de nuestras autoridades de forma periódica y regular, en lugar de hacerlo de forma retrospectiva cada tres años durante las elecciones.

Los mecanismos de transparencia empoderan al ciudadano y como integrante de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadana de la LXII Legislatura del Senado de la República mi compromiso es impulsar iniciativas que homologuen los criterios de todos los ente públicos para que se generen archivos eficaces, que publiquen su información de forma clara y oportuna; así como aquellas que fortalezcan las acciones jurídicas para garantizar el acceso de los ciudadanos a ella, todo ello con un una adecuada protección de datos personales.

La apuesta por la transparencia gubernamental nos exige un mejor desempeño del servicio público y un vínculo más estrecho y comprometido con los ciudadanos.